CÓDIGO ÉTICO

 
El Código Ético de COMSA Corporación refleja los valores y los principios de comportamiento que rigen la actividad del grupo y que orientan la conducta y el proceder de todas las empresas y los empleados que conforman la organización. Dichas pautas son aplicables en todos los países en los que opera y extensibles a aquellos clientes y proveedores que colaboran con el grupo. 
 
El documento, aprobado en 2011 y actualizado en 2016, determina la manera de proceder de los empleados en sus relaciones profesionales en aquellas cuestiones de índole ética y de integridad relacionadas con los compromisos de la organización y con la normativa aplicable.
 
 
El Código Ético de COMSA Corporación incide especialmente en los siguientes principios básicos:
 
1. Compromiso con la legalidad
Todas las actividades empresariales de COMSA Corporación y de sus profesionales se desarrollan cumpliendo rigurosamente la normativa vigente en cada uno de los países en los que opera.
 
2. Compromiso con las buenas prácticas
COMSA Corporación aplica el principio de tolerancia cero ante las malas prácticas en materia de ética e integridad. Todas sus actuaciones y las de sus profesionales se llevan a cabo desde la honestidad y la responsabilidad, evitando cualquier práctica que atente contra la ética empresarial.
 
3. Compromiso con los derechos humanos
Las actividades de COMSA Corporación y de sus empleados se desarrollan bajo el respeto hacia los derechos humanos y las libertades públicas. COMSA Corporación no tolera ningún tipo de discriminación y rechaza de manera expresa cualquier tipo de conducta que vulnere dichos principios.
 
4. Compromiso ambiental y social
COMSA Corporación desarrolla su actividad con el mayor respeto al medio ambiente, minimizando los efectos que eventualmente pudiera ocasionar. Su compromiso con la sociedad se concreta a través del apoyo que presta a organizaciones sociales.
 
El grupo destina recursos orientados a prevenir, detectar y erradicar malas prácticas. En este sentido, la Comisión de Ética, creada en 2011, tiene como principales acometidos velar por la aplicación de los principios y valores del Código Ético y, a tal fin, fomentar la comprensión del mismo dentro de la organización, asegurar el correcto funcionamiento del canal de denuncias y tramitar las notificaciones recibidas acerca de irregularidades con el fin de garantizar su respeto y cumplimiento.